domingo, 6 de diciembre de 2009

Si tú quisieras



Si quisieras
podríamos mirarnos a los ojos
y verter nuestra rabia contenida
en el campo de batalla
desangrando nuestras venas
de tanto veneno fermentado.
Si quisieras…
escupiríamos palabras
y saldríamos de las trincheras
recorriendo las colinas
para luchar cuerpo a cuerpo
en los fangos miserables.
Si tú quisieras
moriríamos de sed
ahogando nuestros lamentos
en un mar de arenas movedizas,
para enterrar los reproches almacenados
entre la pólvora humedecida.
Si tú quisieras
nos abrazaríamos
entre alambradas
desgarrándonos la piel
en el ataque suicida
hasta desfallecer.
Y lejos del frente
cuando la paz se hace muerte
junto a tu lado
cuando la guerra está perdida,
los ojos cerrados,
grito en silencio:
¡y si tú quisieras…!